¡Gracias!

Hemos de empezar por lo primero que es agradecer, dar las gracias con todo mi respeto al Señor de La Web, a quien coloca este espacio en La Red para que venga yo a llenarlo de letras. Una palabra es importante en esta, la primera entrada. “Gracias”. Lisardo Sobrino Fernández.